¿Estás pensando en comprar un monitor para tu set-up? Aquí tienes una guía

0

Cuando se trata de elegir un monitor para tu PC, hay muchos factores a considerar. Para nosotros, los factores más importantes a destacar son el tamaño, la resolución, la frecuencia de actualización, el tipo de panel, los puertos de los que dispone y si es o no ajustable en altura y profundidad. En este artículo, vamos a comparar los distintos tipos de monitores para PC para ayudarte a elegir el mejor para tus necesidades.

Empezamos por el diseño: ¿curvo o plano?

Los monitores planos son el tipo más común de monitor para PC. Son relativamente asequibles y ofrecen una buena calidad de imagen. Los monitores planos tienen una buena relación de contraste, lo que significa que los negros son realmente negros. También tienen un ángulo de visión amplio, lo que significa que puedes ver la imagen desde cualquier ángulo sin que se distorsione.

Por otro lado, los monitores curvos están diseñados para envolverte en la imagen. Esto puede ser beneficioso para juegos y películas, ya que crea una sensación de inmersión. Los monitores curvos también pueden mejorar la claridad de la imagen, ya que los bordes de la pantalla están más cerca de tus ojos. Sin embargo, los monitores curvos normalmente son más caros que los monitores planos y pueden ser más difíciles de encontrar en tamaños grandes. Además, pueden ser más difíciles de usar si te sientas demasiado cerca o demasiado lejos de ellos, por lo que tendrías que tener en cuenta, entre otros factores, las características de tu set-up antes de decidirte por adquirir uno de estas características.

Desde Tecnoblogía, somos partidarios de los monitores planos tradicionales ya que, además del menor coste y mayor versatilidad, estos monitores tienen mejor ángulo de visión, especialmente si no estás solo, ya que la posición de la persona que visualiza el contenido tiene que ser lo más centrada posible, y si hay más de una persona, encontrar buenos ángulos podria ser complicado.

No obstante, los curvos ofrecen una experiencia de inmersión que no es posible con los monitores planos. Esto se debe a que la curvatura del monitor hace que la imagen parezca envolverte, por lo que si el uso que le vas a dar es preferentemente individual y para tareas de entretenimiento más que de productividad, es una opción a tener en cuenta

Tipo de panel: OLED, VA o IPS.

Los monitores VA ofrecen una buena relación de contraste y un ángulo de visión amplio. También son relativamente asequibles. Sin embargo, los monitores VA no son tan buenos como los monitores IPS en términos de precisión de color y tiempo de respuesta.

Los IPS (In-Plane Switching) son un tipo de panel LCD que ofrece una reproducción precisa del color, ángulos de visión amplios y tiempos de respuesta rápidos. Los monitores IPS son ideales para tareas de productividad. Sin embargo, los monitores IPS no son tan buenos como los monitores VA en términos de relación de contraste.

Por último, los paneles OLED (Organic Light-Emitting Diode) utilizan diodos emisores de luz orgánicos para crear la imagen. Los monitores OLED ofrecen negros profundos, colores vivos y ángulos de visión casi infinitos. Los monitores OLED son ideales para juegos, películas y edición de fotos.

Aquí te dejamos una tabla que compara los tres tipos de paneles:

Característica IPS OLED VA
Precisión del color Buena Excelente Buena
Ángulos de visión Amplios Infinitos Amplios
Tiempo de respuesta Rápido Rápido Medio
Relación de contraste Buena Excelente Buena
Brillo Medio Alto Medio
Coste Medio Alto Medio

En la decisión del tipo de panel, entra más el punto de vista económico que otro, aunque si tu tarea va a ser enfocada principalmente a la productividad, un panel que no sea OLED tendría más sentido, aunque te lo pudieras permitir.

Cuando se trata de pantallas, el tamaño SÍ importa

Los tamaños más comunes son:

  • 24 pulgadas: Este es el tamaño más común para los monitores de computadora. Es una buena opción para tareas generales, como trabajar en documentos, navegar por Internet y ver películas.
  • 27 pulgadas: Este tamaño es un poco más grande que un monitor de 24 pulgadas, siendo junto a este los tamaños más utilizados. Es una buena opción para tareas que requieren más espacio en la pantalla, como edición de fotos o juegos.
  • 32 pulgadas: Es una buena opción para tareas que requieren mucho espacio en la pantalla, como edición de video o diseño gráfico.
  • 34 pulgadas: Es una buena opción para tareas que requieren una gran pantalla horizontal, como juegos o visualización de imágenes.

En líneas generales, con monitores de 24 o 27 pulgadas sería suficiente para cualquier tipo de tareas que se pueden realizar con un pc, pero si tu objetivo es adquirir un monitor más enfocado al gaming para enchufarle también consolas, la decisión pasaría por los tamaños mayores, ya que cuando se trata de juegos, caballo grande ande o no ande.

Resolución de pantalla

Las resoluciones de los monitores se miden en píxeles. Cuantos más píxeles tenga un monitor, mayor será la calidad de la imagen. Las resoluciones más comunes son:

  • 1080p: Esta resolución tiene 1920 píxeles de ancho y 1080 píxeles de alto. Es una buena resolución para tareas generales, como trabajar en documentos, navegar por Internet y ver películas.
  • 1440p: Esta resolución tiene 2560 píxeles de ancho y 1440 píxeles de alto. Es una buena resolución para tareas que requieren más detalle, como edición de fotos o juegos.
  • 4K: Esta resolución tiene 3840 píxeles de ancho y 2160 píxeles de alto. Es la resolución más alta disponible actualmente. Es una buena resolución para tareas que requieren el máximo detalle, como edición de video o diseño gráfico.

En el punto medio está la virtud: un panel con resolución 1440p es el equilibrio, aunque es cierto que si solo lo necesitas para lo básico, con el de 1080p te sobra, ya que la calidad de imagen no difiere en exceso. Por otro lado, si te lo puedes permitir… ahí esta la opción del 4K.

Conectividad de puertos y ajustabilidad

En cuanto a conectividad, desde Tecnoblogía te recomendamos que, como mínimo, tu nuevo monitor disponga de dos puertos HDMI, un puerto USB tipo C y un puerto DisplayPort. Este último es similar al HDMI, pero con una mayor velocidad de transferencia de datos, reduciendo el lag al mínimo admitido por el monitor (recomendación: máximo 1ms).

También te recomendamos que el monitor se ajustable en altura, aunque no lo consideramos como un requisito indispensable pero si muy recomendable si el precio no aumenta en exceso.

Conclusiones y opinión personal

La mejor manera de elegir el mejor tipo de monitor para PC es considerar tus necesidades y presupuesto. Si buscas un monitor asequible con una buena calidad de imagen, un monitor plano es una buena opción. Si buscas un monitor que ofrezca una experiencia de inmersión, un monitor curvo puede ser una buena opción. Si buscas un monitor con la mejor calidad de imagen posible, un monitor OLED puede ser la mejor opción.

En general, los monitores planos son una buena opción para la mayoría de los usuarios. Ofrecen una buena calidad de imagen a un precio asequible. Sin embargo, si buscas un monitor con una experiencia de inmersión o la mejor calidad de imagen posible, un monitor curvo o incluso plano con tecnología OLED puede ser una mejor opción.

La mejor combinación de tamaño, resolución y conectividad de puertos para ti depende de tus necesidades y preferencias, pero siempre con los mínimos propuestos en el apartado anterior. Si buscas un monitor para tareas generales y enfocado a productividad, un monitor de 24 pulgadas con una resolución de 1080p es una buena opción. Si buscas un monitor para tareas que requieren más detalle, como edición de fotos o juegos, un monitor de 27 pulgadas o más con una resolución de 1440p o 4K es una mejor opción.

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *